lunes, 26 de enero de 2009

Irish lullaby

Irish Lullaby es una canción irlandesa con una historia muy curiosa:
Existe una leyenda que nos cuenta el origen de la canción. Es la leyenda de Knockgrafton. Habla de un pobre jorobado llamado Lusmore, que se sentía muy triste y solo. Lusmore era un hombre bueno, pero la gente del pueblo no quería acercarse a él por culpa de su aspecto.
Una tarde, mientras pasaba cerca de la fortaleza de Knockgrafton, se sentó a descansar y comenzó a escuchar una hermosa música. La música era tan bella que no parecía provenir de ningún ser terrenal. En realidad, las que estaban cantando eran hadas. Se trataba de una melodía cautivadora que repetía una y otra vez:
"Dé Luain, dé Máirt, dé Luain, dé Máirt", que en gaélico (irlandés antiguo) quiere decir "el lunes, el martes".

Lusmore se dejó llevar por la belleza de la música y no pudo evitar continuar la melodía improvisando una frase final que decía:
"Agus dé Céadaoin", que quiere decir "y el miércoles".
Las hadas quedaron encantadas con la bonita frase musical de Lusmore y decidieron llevarle a vivir con ellas, rindiéndole homenaje por su gran talento musical.
Un día, las hadas se reunieron y decidieron hacerle un regalo a Lusmore. Por medio de un encantamiento, le quitaron la joroba. Lusmore estaba realmente feliz.

Pronto se extendieron las historias sobre Lusmore entre los pueblos cercanos y una anciana se acercó a la fortaleza para hablar con él. Le dijo que conocía a un chico joven llamado Jack Madden, que también estaba jorobado y quería que las hadas le curasen. Lusmore, que era muy bueno, le contó a la mujer su historia, esperando ayudar al joven jorobado.
Jack Madden llegó al bosque y escuchó cantar a las hadas. Pero él tenía un mal corazón. Era egoísta e impaciente. No dejó cantar a las hadas y en cuanto estas abrieron la boca, él las interrumpió para gritar horriblemente:
"agus De Ceadaoin, agus Deardaoin", que quiere decir "y el miércoles y el jueves".
Pensaba que si añadiendo un día, Lusmore había conseguido que le quitasen la joroba, añadiendo dos días conseguiría milagros aún mayores: tal vez convertirse en un hombre guapo y rico.
Pero las hadas se enfadaron muchísimo y en lugar de quitarle la joroba, le pusieron otra. Jack Madden tuvo que regresar al pueblo con dos jorobas, por haberse atrevido a ir al bosque con malas intenciones.


Aquí podréis escuchar la hermosa canción de las hadas:

3 comentarios:

María dijo...

Es una canción preciosa Adriana. Estoy aprendiendo mucho haciendo los ejercicios de intervalos.
María.

Adriana Cristina dijo...

Me alegro mucho, María.
Un abrazo

Reme. dijo...

Es preciosa la canción, Adriana. Mi hija ya me dijo que la diera en clase.
Reme.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...