miércoles, 25 de enero de 2012

El metrónomo y el pulso

Para ser un buen músico es imprescindible aprender a mantener un pulso constante.
Nuestra mente puede engañarnos: puede que tengamos la sensación de que marcamos el pulso correctamente y que en realidad estemos corriendo o yendo cada vez más lentos. Por eso es importante tener a mano un metrónomo que nos sirva de referencia cuando estudiamos. Más adelante podremos ir prescindiendo del metrónomo, ya que muchas veces la expresividad musical requiere que el tempo sea flexible. Sin embargo, debéis acostumbraros a trabajar cada ejercicio rítmico de lenguaje musical con metrónomo y sin él. Objetivos: pulso constante y fluidez en la lectura.
Aquí tenéis un fantástico ejercicio sobre el pulso desarrollado para el libro Music First, de Gary C. White, publicado por la editorial McGraw-Hill. La propia editorial ha publicado online algunos ejercicios complementarios a este libro. Os dejo el enlace a uno de ellos, para que lo visitéis y comprobéis si sois capaces de marcar correctamente el pulso musical.
Una vez que cargue el ejercicio, encontraréis unas instrucciones en inglés. Básicamente, nos dicen que hay 9 ejemplos musicales. Hay que escuchar atentamente la música para descubrir la velocidad del pulso. Después hay que marcar el pulso percutiendo repetidamente la barra espaciadora o la tecla de mayúsculas. Si lo hacéis bien, podréis pasar al siguiente ejemplo musical. Cada ejemplo va un poco más rápido que el anterior.
Tras pinchar en la pantalla que muestra las instrucciones en inglés, encontraréis el ejercicio. Pincháis en "begin" y en "play" (botón verde). En la parte superior se indica la velocidad metronómica (empieza muy lento, con un pulso de 40). Cuando empecéis a percutir, la pantalla os dirá cuál es vuestro tempo y si estáis yendo más rápido o más lento de lo adecuado. Si lo hacéis bien durante un rato, aparecerá el botón para pasar al siguiente ejercicio. Entonces deberéis pinchar en "next exercise" y en "play" (Siempre en el botón verde)
Pinchad en el enlace para acceder al ejercicio. Seguro que os gusta: los ejemplos musicales son muy agradables.
(Este contenido pertenece a la editorial McGraw-Hill: comparto el enlace, ya que es una dirección pública. Si hubiese algún problema por ello, lo retiraré).

Aunque la mayoría ya sabéis que tenemos un metrónomo virtual en la barra lateral del blog, os lo dejo aquí también. Los botones + y - sirven para cambiar la velocidad y el número de partes del compás. También tenéis los botones "start" y "stop" para ponerlo en funcionamiento o pararlo.

3 comentarios:

Marisol. dijo...

Que justo!!! es lo que estamos practicando con mi hija, muchas gracias por tus aportes, son muy buenos.
Besos
www.ideasmarisol.blogspot.com

Alfonso del Corral dijo...

Muy bueno Adriana! Va muy en la linea de lo que he estado escribiendo últimamente. Te lo dejo para que le eches un vistazo. Un abrazo y a seguir divulgado!

Alfonso

http://alfonsodelcorral.wordpress.com

Adriana Cristina dijo...

Muchas gracias, Marisol y Alfonso.
Ahora mismo voy a echar un vistazo a vuestros blogs :)
Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...